Escapada artística en el sur de Francia

CÉRET

Tras los pasos de Picasso

A 29 kilómetros de Perpiñán,  rozando la frontera que separa Cataluña de Francia, hay una ciudad con esencia de pueblo. Céret, la capital de la comarca del Vallespir, situada en la falda de los Pirineos, enamoró a artistas como Pablo Picasso o Juan Gris, que decidieron quedarse una temporada. Y no nos sorprende para nada.

En esta carismática villa de la Cataluña norte, que etimológicamente significa cereza, se respira inspiración en cada esquina. Una enorme huella artística e histórica hace de esta dulce ciudad el entorno ideal para construir un Museo de Arte Moderno, cuya fachada fue diseñada por Antoni Tàpies. Dentro se exponen obras de Pablo Picasso, Georges Braque o Salvador Dalí, entre otros artistas.

Pasear por las callejuelas estrechas de Céret permite disfrutar del contraste, o mejor dicho, de la convivencia entre las culturas catalana y francesa, la escapada ideal para un puente o fin de semana de desconexión.

Tiempo mediterráneo con olor de quiche recién hecha, ¿qué más se puede pedir?

Written by

selva@ficusmag.com

No comments

LEAVE A COMMENT